Guia para una gran Educación Financiera

 Guia para una gran Educación Financiera

Sabemos que cuanto antes aprenda los conceptos básicos de cómo funciona el dinero, más seguro y exitoso será con sus finanzas más adelante en la vida. Nunca es demasiado tarde para comenzar a aprender, pero vale la pena tener ventaja. Los primeros pasos en el mundo del dinero comienzan con la educación.

Los fundamentos bancarios, el presupuesto, el ahorro, el crédito, la deuda y la inversión son los pilares que sustentan la mayoría de las decisiones financieras que tomaremos en nuestras vidas.Esta guía es un excelente lugar para comenzar, y hoy es un gran día para hacerlo.

Introducción a las cuentas bancarias

Las cuentas bancarias suelen ser la primera cuenta financiera que abrirá y son necesarias para compras importantes y eventos de la vida. Aquí hay un desglose de las cuentas bancarias que debe abrir y por qué son el primer paso para crear un futuro financiero estable.

¿Por qué necesito una cuenta bancaria? Si bien la mayoría de los estadounidenses tienen cuentas bancarias, el 6.5% de los hogares en los Estados Unidos todavía no tienen cuentas. ¿Por qué es tan importante abrir una cuenta bancaria?

    Son más seguras que tener efectivo. Los activos en un banco son más difíciles de robar, y en los Estados Unidos están asegurados por la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC). Eso significa que siempre tendrá acceso a su efectivo, incluso si cada cliente decide retirar su dinero al mismo tiempo.

    Muchas transacciones financieras requieren que tenga una cuenta bancaria, que incluye:

        -Usando una tarjeta de débito o crédito

        -Usar aplicaciones de pago como Venmo o PayPal

        -Escribir un cheque

        -Usando un cajero automático

        -Comprar o alquilar una casa

        -Recibir su cheque de pago de su empleador

        -Ganar intereses por su dinero

Bancos virtuales y Bancos con ubicaciones físicas:

Cuando piensas en un banco, probablemente imaginas un edificio en tu ciudad. Esto se llama un banco de “ladrillo y mortero”. Significa que el banco tiene una ubicación física, permitiéndole de esta manera la posibilidad de visitarlos en persona en adición a poder abrir cuentas y administrar su dinero en línea. En contraste bancos virtuales suelen ofrecer los mismos servicios que los bancos tradicionales, solamente de manera virtual. 

¿Qué tipo de banco puedo usar?

Bancos minoristas (Retail Banks): este es el tipo de banco más común con el que trabaja la mayoría de las personas. Los bancos minoristas son compañías con fines de lucro que ofrecen cuentas corrientes y de ahorro, préstamos, tarjetas de crédito y seguros. Los bancos minoristas pueden tener edificios físicos en persona que puede visitar, o  en línea. La mayoría ofrece ambos. La tecnología en línea de los bancos tiende a ser más avanzada, y a menudo tienen más ubicaciones y cajeros automáticos en todo el país.

Cooperativas de crédito (Credit Union Banks): las cooperativas de crédito proporcionan cuentas corrientes y de ahorro, emiten préstamos y ofrecen otros productos financieros, al igual que los bancos. Sin embargo, operan bajo la dirección de los miembros elegidos de la junta. Las cooperativas de crédito tienden a tener tarifas más bajas y mejores tasas de interés en cuentas de ahorro y préstamos. A veces son conocidas por brindar un servicio al cliente más personalizado, aunque generalmente tienen muchas menos sucursales y cajeros automáticos.

¿Qué tipos de cuentas bancarias puedo abrir?

Hay tres tipos principales de cuentas bancarias que la persona promedio abrirá:

  • Cuenta de ahorro: una cuenta de ahorro es una cuenta de depósito que devenga intereses, usualmente mantenida en un banco u otra institución financiera. Por lo general, pagan una pequeña tasa de interés, y su seguridad y confiabilidad los convierten en una excelente opción para ahorrar efectivo que desea disponible para necesidades a corto plazo. Por lo general, tienen algunas limitaciones sobre la frecuencia con la que puede retirar dinero, pero generalmente son increíblemente flexibles, por lo que son ideales para construir un fondo de emergencia, ahorrar para un objetivo a corto plazo como comprar un automóvil o irse de vacaciones, o simplemente almacenar dinero extra que no necesita en su cuenta corriente.
  • Cuenta de cheques: una cuenta de cheques también es una cuenta de depósito en un banco u otra empresa financiera que le permite realizar depósitos y retiros. Las cuentas corrientes son muy líquidas, lo que significa que permiten numerosos depósitos y retiros por mes, a diferencia de las cuentas de ahorro o inversión menos líquidas, aunque ganan poco o ningún interés. El dinero puede depositarse en bancos y cajeros automáticos, mediante depósito directo u otra transferencia electrónica. Los titulares de cuentas pueden retirar fondos a través de bancos y cajeros automáticos, escribiendo cheques o usando tarjetas de débito combinadas con sus cuentas.
  • Cuenta de ahorro de alto rendimiento: una cuenta de ahorro de alto rendimiento es otro tipo de cuenta de ahorro que generalmente paga intereses de 20 a 25 veces más que el promedio nacional de una cuenta de ahorro estándar. Es posible que pueda abrir una cuenta de ahorros de alto rendimiento en su banco actual, pero los bancos virtuales tienden a tener las tasas más altas. La compensación por ganar más intereses sobre su dinero es que las cuentas de alto rendimiento tienden a requerir depósitos iniciales más grandes, saldos mínimos más grandes y más tarifas.

¿Qué es un fondo de emergencia?

Un fondo de emergencia no es un tipo específico de cuenta bancaria, pero puede ser cualquier fuente de efectivo que haya ahorrado para ayudarlo a afrontar dificultades financieras como perder su trabajo, facturas médicas o reparaciones de automóviles. Cómo trabajan ellos:

-La mayoría de las personas usa una cuenta de ahorros separada

-Deben cubrir de 3 a 6 meses de gastos.

-No extraiga dinero de su fondo de emergencia para gastos regulares

Introducción a las tarjetas de crédito

Los conoces como las tarjetas de plástico (casi) que todos llevan en sus billeteras. Las tarjetas de crédito son cuentas que le permiten pedir prestado dinero del emisor de la tarjeta de crédito y devolverlo con el tiempo. Por cada mes que no devuelva el dinero en su totalidad, deberá pagar la cantidad que gastó, más los intereses, al emisor. Tenga en cuenta que algunas tarjetas de crédito realmente requieren que las pague en su totalidad cada mes, aunque esto no es tan común.

¿Cuál es la diferencia entre tarjetas de crédito y débito?

Las tarjetas de débito sacan dinero directamente de su cuenta corriente. No puede pedir prestado dinero con tarjetas de débito, lo que significa que no puede gastar más efectivo del que tiene en el banco. Las tarjetas de crédito le permiten pedir dinero prestado y no extraen efectivo de su cuenta bancaria. Si bien esto puede ser útil para compras grandes e inesperadas, llevar un saldo (no devolver el dinero que pidió prestado) todos los meses significa que deberá intereses al emisor de la tarjeta de crédito. A fines de 2019, los estadounidenses debían más de $ 1 billón de dólares en deudas de tarjetas de crédito, así que tenga mucho cuidado al gastar más dinero del que tiene, ya que la deuda puede acumularse rápidamente y aumentar con el tiempo.

¿Qué es la APR?

APR significa tasa de porcentaje anual. Esta es la cantidad de interés que pagará al emisor de la tarjeta de crédito además de la cantidad de dinero que gastó en la tarjeta. Deberá prestar mucha atención a este número cuando solicite una tarjeta de crédito. Un número mayor puede costarle cientos o incluso miles de dólares si lleva un saldo considerable con el tiempo. El APR promedio es de aproximadamente el 21%, pero su tasa puede ser más alta si tiene mal crédito. Las tasas de interés también tienden a variar según el tipo de tarjeta de crédito.

¿Qué tarjeta de crédito debo elegir?

Los puntajes de crédito tienen un gran impacto en sus probabilidades de ser aprobado para una tarjeta de crédito. Comprender en qué rango cae su puntaje puede ayudarlo a reducir las opciones a medida que decide qué tarjetas solicitar. Más allá de su puntaje de crédito, también deberá decidir qué beneficios se adaptan mejor a su estilo de vida y hábitos de gasto.

Si nunca antes ha tenido una tarjeta de crédito, o si tiene un mal crédito, es probable que deba solicitar una tarjeta de crédito asegurada o una tarjeta de crédito subprime.

Si tiene un crédito de regular a bueno, puede elegir entre una variedad de tipos de tarjetas de crédito:

-Tarjetas de recompensas de viaje. Estas tarjetas de crédito ganan puntos canjeables por viajes como vuelos, hoteles y automóviles con cada dólar que gasta.

-Tarjetas de devolución de efectivo. Si no viaja con frecuencia o no quiere lidiar con la conversión de puntos en beneficios de la vida real, una tarjeta de devolución de efectivo podría ser la mejor opción para usted. Cada mes, recibirá una parte de sus gastos, en efectivo o como crédito en su estado de cuenta.

-Tarjetas de transferencia de saldo. Si tiene saldos en otras tarjetas con altas tasas de interés, transferir su saldo a una tarjeta de crédito con una tasa más baja podría ahorrarle dinero y mejorar su puntaje crediticio.

-Tarjetas de baja APR. Si habitualmente lleva un saldo de mes a mes, cambiar a una tarjeta de crédito con un APR bajo podría ahorrarle cientos de dólares por año en pagos de intereses.

Cómo crear un presupuesto

Crear un presupuesto es una de las formas más simples y efectivas de controlar sus gastos, ahorros e inversiones. No puede comenzar o mejorar su salud financiera si no sabe a dónde va su dinero, así que comience a rastrear sus gastos frente a sus ingresos, luego establezca objetivos claros. El presupuesto comienza con el seguimiento de cuánto dinero recibe cada mes, menos cuánto dinero gasta cada mes. Puede realizar un seguimiento de esto en una hoja de Excel, en papel o en una aplicación de presupuesto, depende de usted. Donde sea que realice un seguimiento de su presupuesto, establezca claramente lo siguiente:

  1. Ingresos: enumere todas las fuentes de dinero que recibe en un mes, con el monto en dólares. Esto puede incluir cheques de pago, ingresos por inversiones, pensión alimenticia, acuerdos y más.
  2. Gastos: enumere cada compra que realice en un mes, dividida en dos categorías: gastos fijos y gastos discrecionales. Si no recuerda dónde está gastando dinero, revise sus extractos bancarios, extractos de tarjetas de crédito y extractos de cuenta de corretaje.
  3. Gastos fijos: Estas son las compras que debe realizar cada mes, y cuyas cantidades no cambian (o cambian muy poco), y se consideran esenciales. Esto incluye pagos de alquiler / hipoteca, pagos de préstamos y servicios públicos.
  4. Gastos discrecionales: estas son las compras no esenciales o variables que realiza en cosas como restaurantes, compras, viajes. Considérelos como “deseos” en lugar de necesidades “.
  5. Ahorros: registre la cantidad de dinero que está ahorrando cada mes, ya sea en efectivo, en efectivo depositado en una cuenta bancaria o en inversiones en una cuenta de corretaje.

Ahora que tiene una idea clara del dinero que ingresa, del dinero que sale y del dinero ahorrado, puede identificar qué gastos puede reducir si es necesario. Reste la cantidad de gastos de su ingreso total, y esta es la cantidad de dinero que le queda al final del mes. Si aún no tiene uno, coloque su dinero extra en un fondo de emergencia para ahorrar entre tres y seis meses de gastos en caso de pérdida de empleo u otra emergencia. No use este dinero para gastos discrecionales. La clave es mantenerlo seguro y hacerlo crecer en momentos en que sus ingresos disminuyan o se detengan.

Si está listo para comenzar a invertir, querrá aprender los conceptos básicos de dónde y cómo invertir su dinero. Decida en qué invierte y cuánto invierte al comprender los riesgos de los diferentes tipos de inversiones.

¿Qué es el mercado de valores? (Stock Market):

El mercado de valores se refiere a la colección de mercados e intercambios donde se realiza la compra y venta de acciones. Los términos mercado de valores y bolsa de valores se usan indistintamente, y aunque se llama mercado de valores, otros valores financieros como fondos cotizados en bolsa (ETF), bonos corporativos y derivados basados ​​en acciones, materias primas, monedas y bonos también se negocian en el mercado de valores. Existen múltiples centros de negociación de acciones en los EE. UU. Las principales bolsas de valores de los EE. UU. Incluyen la Bolsa de Nueva York (NYSE), Nasdaq y la Bolsa de Opciones de la Junta de Chicago (CBOE).

¿Cómo invierto?

Para comprar acciones, debe usar un corredor (broker). Esta es una persona profesional o plataforma digital cuyo trabajo es manejar la transacción por usted. Para los nuevos inversores, hay tres categorías básicas de corredores para elegir:

-Un corredor de servicio completo, que administra sus transacciones de inversión y brinda asesoramiento por una tarifa.

-Un corredor en línea, que ejecuta sus transacciones pero no brinda asesoramiento y generalmente es de bajo costo. Los ejemplos incluyen Fidelity, TD Ameritrade y Charles Schwab.

-Un roboadvisor, que ejecuta sus operaciones y puede elegir inversiones para usted. Los ejemplos incluyen Betterment, Wealthfront y Schwab Intelligent Portfolios.

¿En qué debería invertir?

No hay una respuesta correcta para todos. Los valores que compre y la cantidad que compre dependerán de la cantidad de dinero con la que se sienta cómodo y de lo arriesgado que esté dispuesto a ser. Estos son los valores más comunes para invertir, en orden descendente de riesgo:

-Acciones: Una acción (también conocida como “stocks” o “capital”) es un tipo de inversión que significa propiedad de la empresa emisora. Esto da derecho al accionista a esa proporción de los activos y ganancias de la corporación. Esencialmente, es como ser dueño de una pequeña parte de la compañía, sin embargo, si posee el 33% de las acciones de una compañía, es incorrecto afirmar que posee un tercio de esa compañía; en cambio, es correcto afirmar que posee el 100% de un tercio de las acciones de la compañía. Los accionistas no pueden hacer lo que quieran con una empresa o sus activos. Ser propietario de acciones le da derecho a votar en las reuniones de accionistas, a recibir dividendos (que son las ganancias de la compañía) si se distribuyen, y le otorga el derecho de vender sus acciones a otra persona. El precio de una acción fluctúa a lo largo del día y puede depender de muchos factores, incluidos el desempeño de la compañía, la economía nacional, la economía global, las noticias y más. Invertir en acciones puede considerarse riesgoso porque efectivamente está “poniendo todos sus huevos en una canasta”.

-ETF: un fondo cotizado en bolsa (ETF) es un tipo de seguridad que implica una colección de valores, como acciones, que a menudo rastrea un índice subyacente, aunque pueden invertir en cualquier número de sectores de la industria o utilizar diversas estrategias. Piense en los ETF como un pastel que contiene muchos valores diferentes. Cuando compra acciones de un ETF, está comprando una porción del pastel, que contiene fragmentos de los valores en su interior. Esto le permite comprar muchas acciones a la vez, con la facilidad de hacer una sola compra. Los ETF son en muchos aspectos similares a los fondos mutuos; sin embargo, cotizan en bolsa y las acciones de ETF se negocian durante todo el día al igual que las acciones ordinarias. Invertir en ETF se considera menos riesgoso que invertir en acciones porque hay muchos valores dentro del ETF. Si algunos pierden valor, otros pueden mantener o aumentar su valor.

-Fondos mutuos: Un fondo mutuo es un tipo de inversión que consiste en una cartera de acciones, bonos u otros valores. Los fondos mutuos brindan a los inversores pequeños o individuales acceso a carteras diversificadas y administradas profesionalmente a un precio bajo. Hay varias categorías, que representan los tipos de valores en los que invierten, sus objetivos de inversión y el tipo de rentabilidad que buscan. Los fondos mutuos cobran honorarios anuales, llamados índices de gastos y, en algunos casos, comisiones. La mayoría de los planes de jubilación patrocinados por el empleador invierten en fondos mutuos. Invertir en una acción de un fondo mutuo es diferente de invertir en acciones. A diferencia de las acciones, las acciones de fondos mutuos no otorgan a sus tenedores ningún derecho de voto, y representan inversiones en muchas acciones diferentes (u otros valores) en lugar de solo una tenencia. A diferencia de las acciones o ETF que se negocian durante todo el día, muchos reembolsos de fondos mutuos se realizan solo al final de cada día de negociación. Similar a los ETF, invertir en fondos mutuos se considera menos riesgoso que las acciones porque muchos valores están contenidos dentro del fondo mutuo, extendiendo el riesgo a través de múltiples compañías.

-Bonos: Las compañías, municipios, estados y gobiernos soberanos emiten bonos para financiar proyectos y operaciones. Cuando un inversor compra un bono, efectivamente está prestando su dinero al emisor del bono, con la promesa de reembolso, con intereses. La tasa de cupón de un bono es la tasa de interés que ganará el inversionista. Un bono se conoce como un instrumento de renta fija, ya que los bonos tradicionalmente pagan una tasa de interés fija (cupón) a los inversores. Los precios de los bonos están inversamente correlacionados con las tasas de interés: cuando las tasas suben, los precios de los bonos caen y viceversa. Los bonos tienen fechas de vencimiento, momento en el cual el monto del principal debe ser devuelto en su totalidad o en riesgo de incumplimiento. Los bonos se clasifican según la probabilidad de que el emisor le devuelva el dinero. Los bonos de mayor calificación, conocidos como bonos de grado de inversión, se consideran inversiones más seguras y estables. Dichas ofertas están vinculadas a corporaciones que cotizan en bolsa y entidades gubernamentales que cuentan con perspectivas positivas. Los bonos de grado de inversión contienen calificaciones de “AAA” a “BBB-” de Standard and Poor’s y calificaciones de “Aaa” a “Baa3” de Moody’s. Los bonos de grado de inversión generalmente ven aumentar los rendimientos de los bonos a medida que disminuyen las calificaciones. Los bonos del Tesoro de EE. UU. Son los valores de bonos con calificación AAA más comunes.

Estos temas son solo el comienzo de una educación financiera, pero cubren los productos, herramientas y consejos más importantes y de uso frecuente para comenzar.

Leave a Reply